Un pueblecito con gran impacto en la protección del clima

El pueblecito de Großbardorf en Alemania genera electricidad mediante paneles solares fotovoltaicos (FV) y una planta de cogeneración de biogás; además, vende su excedente de energía. Gracias a la tecnología de Danfoss, los residuos del calor de la central eléctrica pueden utilizarse de forma óptima en la calefacción y el agua caliente.

— jueves, 16 de abril de 2015 De Danfoss

Großbardorf, en la Baja Franconia, muestra cómo las pequeñas comunidades pueden conseguir grandes cosas. Este pueblo de 950 habitantes tiene su propia planta de biogás operada por los granjeros que operan en la región. La energía eléctrica se genera en una planta de producción combinada de calor y electricidad (CHP). Además de la electricidad de un gran sistema fotovoltaico, el pueblo genera cuatro veces más energía de la que consume, por lo que puede vender el excedente.

El calor residual de la producción combinada de calor y electricidad por la planta de cogeneración de biogás se almacena en una red de calefacción local de 6 kilómetros de longitud y sirve como calefacción para la escuela, el ayuntamiento, la guardería, la iglesia, la casa parroquial y más de 110 viviendas privadas de un modo respetuoso con el medio ambiente. La tecnología de Danfoss se utiliza para transportar la energía térmica de la red de calefacción a cada cliente. 150 subestaciones de Danfoss se encuentran interconectadas y permiten una distribución del calor óptima y eficiente, con un ahorro energético de hasta un 15 %. 

De este modo, Danfoss permite una mayor eficiencia energética, dando como resultado unas menores emisiones de CO2, y los clientes pueden disfrutar de un entorno más cómodo así como de unos costes más bajos.

 

Comuníquese socialmente Participe

¿Quiere socializar con nosotros?

Conózcanos y participe en la conversación